No busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió

Lecturas de la liturgia