Mira, has quedado sano; no peques más, no sea que te ocurra algo peor

Lecturas de la liturgia