Son hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección

Lecturas de la liturgia