Y, aunque buscaban echarle mano, temieron a la gente, que lo tenía por profeta

Lecturas de la liturgia