Velad, porque no sabéis el día ni la hora

Lecturas de la liturgia