Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús

Lecturas de la liturgia