Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber

Lecturas de la liturgia