¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se perjudica a sí mismo?

Lecturas de la liturgia