Tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará

Lecturas de la liturgia